Entendiendo los grados de certificacion H1 y H2

 

Simplificando el uso de lubricantes

Industrias cárnica y avícola

Los lubricantes son utilizados en la industria cárnica y avícola para facilitar el movimiento de piezas en los equipos de procesamiento, para proteger del desgaste y corrosión, para dispersar el calor producido por la fricción y para sellar. Pero estos lubricantes industriales son peligrosos para la salud si hay una contaminación accidental de los productos cárnicos.

Un método para reducir el riesgo es incorporar equipos sanitarios en el diseño de la planta, pero es muy difícil eliminar completamente el riesgo potencial sin detección hasta etapas posteriores de producción, donde los sistemas de calidad y seguridad alimentaria detectarían el lote defectuoso, con el coste económico que ello implica, así como de seguridad para el consumidor.

Cierto nivel de contaminación será fácil que ocurra por pérdidas en los circuitos, o goteos de cadenas, cintas trasportadoras y engranajes. La opción más segura, sencilla y a la larga, barata, es el uso de lubricantes de grado alimentario, que evita completamente los riesgos químicos asociados con la potencial contaminación por los lubricantes del equipo de procesamiento.

La legislación de seguridad alimentaria europea obliga a los fabricantes alimentaros y a sus proveedores, a garantizar que los productos que comercializan al público, y los procesos que utilizan, son seguros.

Sin embargo, el regulador americano NSF registró en 2013 un total de 14.000 productos lubricantes con grado accidental o sin contacto con alimentos (H2), lo que significa un incremento con respecto a 2009 con 10.000 productos de esta categoría H2.

La industria alimentaría está haciendo grandes esfuerzos en formación para evitar la confusión general de que el término “lubricante de grado alimentario H1-H2” signifique que puede estar en contacto con los alimentos en la cadena de producción. Es de vital importancia conocer el modo de empleo de estos lubricantes en las fábricas procesadoras de alimentos.

La mayoría de los fabricantes de lubricantes están registrando sus lubricantes en la categoría H1 (Lubricante con contacto accidental). En caso de que este producto lubricante entrara en contacto directo con los alimentos, sería seguro para el consumo humano, pero dada que no es el propósito con el que está pensado el producto lubricante, el producto alimenticio no tendrá la misma calidad.

Educar al usuario final (diseñadores de maquinaria, operarios de mantenimiento, operarios de línea y control de calidad) de las técnicas más apropiadas para el uso de los productos, es de vital importancia en la industria alimentaria.

Hay un número creciente de industriales alimentarios que exigen que los lubricantes empleados hayan sido registrados en NSF, y a su vez, estos industriales invierten en la formación de sus empleados para el uso seguro y económico de estos lubricantes, para mejorar la garantía de calidad de sus respectivas marcas, y protegerse del riesgo de contaminación alimentaria, lo que mejora notablemente sus márgenes de beneficios.

Aumentan también los fabricantes de lubricantes que persiguen obtener la certificación ISO21469. Uno de las novedades tecnológicas que han hecho avanzar notablemente a la ciencia de la tribología ha sido el desarrollo de las grasas H1 de Sulfonato de Calcio. Esta tecnología permite obtener grasas con mejores propiedades EP, altas cargas, mejor protección anti-corrosión y una resistencia al agua mejorada.

La vida extendida de las nuevas grasas de poliurea, así como la resistencia al agua mejorada del sulfonato de calcio ha permitido el desarrollo de nuevas grasas H1 completamente seguras pero de iguales características técnicas que grasas convencionales.

Es por ello por lo que por fin los nuevos lubricantes de grado alimentario pueden quitarse el estigma de ser menos eficientes y para aplicaciones poco exigentes.

En BRETTIS podemos asesorarle cual es el lubricante de grado alimentario más adecuado para su proceso de fabricación, teniendo en cuenta las características técnicas, de seguridad, y coste. Para ello contamos con lubricantes de grado alimentario Fuchs Cassida, elesa y Matrix.

 

 

Modificado por última vez en Lunes, 07 Abril 2014 11:28

Subir