> > > > >

Introducción al corte por hilo

INICIOS DE LA TECNOLOGÍA DE ELECTROEROSIÓN

El desarrollo de la tecnología de electroerosión (EDM, Electrical Discharge Machining) comenzó durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los físicos rusos B.R. y N.I. Lazarenko publicaron un estudio titulado “La inversión del efecto de desgaste por descarga eléctrica”, que trataba sobre la aplicación en la fabricación con descargas eléctricas controladas para el arranque de viruta.
El arranque de viruta por descargas eléctricas (EDM) era utilizado por aquel entonces para quitar las brocas y machos de roscado partidos, mediante el empleo de electrodos manuales, con los que se taladraba un agujero en el centro de la broca o macho dañados para luego poder retirar el resto de los fragmentos. Esta técnica permitía no descartar las piezas más costosas por haberse partido la broca dentro.
Este proceso de descargas con electrodos manuales permitió el desarrollo de las tecnologías de Mecanización Vertical por Descarga Eléctrica (Vertical EDM), también llamada de inmersión. Esta técnica permite horadar cavidades en piezas metálicas con mucha precisión, ya que estas cavidades toman la forma del cátodo (de cobre electrolítico o grafito) principalmente en matricería.


CORTE POR HILO (WEDM)
El corte por hilo (WEDM, Wire Electrical Discharge Machining) fue desarrollado a finales de la década de 1960, y ha revolucionado las industrias de la herramienta, los troqueles, la matricería y la industria metalmecánica en general. Es probablemente la máquina herramienta más versátil que ha sido desarrollada por la industria en los últimos 50 años. Tiene numerosas ventajas que ofrecer.
Puede mecanizar cualquier material que sea eléctricamente conductivo, independientemente de su dureza, desde los relativamente fáciles de mecanizar como son el acero de herramientas, aluminio, cobre y grafito, a las aleaciones de la era especial como son el titanio, inconel, carburos, diamante policristalino, hastelloy, waspaloy….
El hilo no toca la pieza a mecanizar, por lo que no hay una presión física sobre el material, como es el caso de fresas y muelas. La presión que necesita ejercer la mordaza de sujeción es mínima, por lo que es la tecnología ideal para mecanizar piezas frágiles, pequeñas o delgadas, evitando daños y deformaciones en la pieza a mecanizar.
La precisión, rugosidad superficial y el tiempo de ciclo son extremadamente predecibles, permitiendo presupuestos más sencillos de calcular.
La electroerosión de corte por hilo deja unas marcas completamente aleatorias en la superficie de corte, por lo que son mucho menos visibles que en el caso de fresado y rectificado. Tampoco deja rebabas en el corte, por lo que reduce al mínimo o incluso evita consiguientes fases de acabado superficial.
El corte por hilo también proporciona a los diseñadores más precisión a la hora de diseñar troqueles, y más control sobre la fabricación, ya que el mecanizado es completamente automático. Piezas con geometrías complejas y estrechas tolerancias no requieren el empleo de personal y maquinas especializadas.
La productividad crece substancialmente gracias a que el proceso es desatendido, por lo que los operarios pueden trabajar en otras tareas. La mayoría de las maquinas modernas de corte por hilo pueden trabajar durante la noche sin vigilancia alguna, por lo que los trabajos que requieren más tiempo son programados durante las noches o los fines de semanas, mientras que los trabajos cortos se hacen durante las horas laborables.
La mayoría de las piezas salen de la máquina de corte como pieza terminada, sin necesidad de ninguna operación adicional, es un proceso de un solo paso.

Continúa leyendo la segunda parte de este articulo.

Aqui puedes encontrar nuestro amplio catálogo de consumibles para la electroerosión

Modificado por última vez en Viernes, 28 Marzo 2014 12:19

Subir